Estudiar inglés en el extranjero, ¿sí o no?

estudiar-cuaderno-pluma

Ya sabemos todos que hoy en día te piden un nivel de inglés para casi todos los puestos de trabajo. Y si eres de los que por más que se apunte a academias, no se atreve a decir ni good morning, posiblemente te hayas planteado (o te hayan planteado) la opción de irte un tiempo fuera a mejorar el idioma. Por eso, hoy te cuento mi experiencia y mi opinión sobre irse fuera a aprender inglés.

¿Cuál era mi situación?

Creo que llevo desde los 6 años estudiando inglés tanto en el colegio, como en actividades extraescolares y en diferentes academias. Y sí, podía entender más o menos lo que leía, entendía los listenings que me ponían en las clases, pero hablar... ¡Ay, hablar! En el momento en el que tuviera que hablar en inglés, saltaban las alarmas y se me olvidaba hasta el verbo to be. Además, cuando empecé la carrera dejé de estudiar inglés por diversas razones.

Así que me planté en 2011 sin haber tocado el inglés en 4 años y con la gran desgracia de que si quería trabajar de lo mío, necesitaba un B2 o un C1 para que por lo menos, se leyeran el resto de mi currículum. Y mis padres, que son muy sabios, me propusieron irme un verano fuera a mejorar mi inglés. Así que mirando y remirando, decidimos que la mejor opción era irme a Toronto (Canadá).

universidad-toronto

¿Dónde ir a aprender inglés?

Si miráis en cualquier web de agencias o escuelas de idiomas en el extranjero, veréis que la oferta es muy amplia, lo que es estupendo para poder elegir la opción que más se adecúe a vuestras necesidades o gustos.

Opción 1: Tengo una beca de inglés, me importa un comino el idioma y me lo quiero pasar bien

No quiero que nadie que haya viajado a este destino se me eche al cuello, pero la experiencia de mis amigos y conocidos que han ido a Malta es que hay mucho español, mucha fiesta y que no aprovecharon la experiencia en cuanto al idioma se refiere. Supongo que habrá de todo, y si te haces amigos de otro país, puedes darle un poco más de caña al idioma, pero como te hagas con un grupito de españoles, dudo mucho que practiques mucho el idioma fuera de la academia. Eso sí, todos ellos coincidieron en que se lo pasaron estupendamente.

Opción 2: No tengo demasiado presupuesto y sí quiero aprender inglés

La opción más económica es ir a Reino Unido o Irlanda. Los vuelos a ciertas ciudades son más económicos que si elegimos un destino más lejano, por lo que nos ahorraremos un dinero. Pero por esa misma razón, nos encontraremos un montón de españoles. La clave es tener un grupo variado de amigos, en el que haya personas de diferentes nacionalidades y que nos obligue a hablar en inglés fuera de la academia, aunque sólo sea por educación.

Opción 3: Tengo algo más de presupuesto, quiero aprovechar para conocer otro continente y sí quiero aprender inglés

Si contáis con un presupuesto algo más elevado, destinos como Australia, Estados Unidos y Canadá son ideales para a parte de estudiar ingles, salir de Europa y conocer otras culturas.

En mi caso, elegí Toronto, en Canadá porque me parecía que su acento es fácil de comprender y el destino en sí me gustaba un montón. En mi escuela había españoles, pero también muchos asiáticos, brasileños, venezolanos,... Por eso, no sólo hablábamos inglés en la escuela, sino que también lo hacíamos fuera. Y puedo decir que mi experiencia allí fue estupenda.

rascacielos-toronto

¿Vivir con una familia o en residencia?

Cada opción tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Si vives en una residencia, tendrás más independencia, pero no tendrás a alguien en casa con quien hablar, a no ser que tengas algún amigo allí y paséis tiempo juntos cuando estéis en la residencia.

En cambio, si vives con una familia, podrás seguir hablando en inglés cuando estés en casa e incluso posiblemente os propongan algún plan para hacer con ellos. Lo malo, que te toque una familia que no te guste o que tengas algún tipo de problema con ella. De todas formas, si hay problemas, normalmente vuestra agencia se encarga de cambiaros de casa si os quejáis.

En mi caso, elegí la familia y tuve una suerte tremenda. Estuve en la casa de una chica joven que vivía sola y que disfrutaba un montón teniendo a gente otros países en su casa. Hablaba mucho conmigo y con otra compi holandesa que pasó unos días allí también. Cocinaba genial, nos invitaba a barbacoas familiares y se preocupaba mucho de que disfrutáramos de la estancia, dejándonos además toda la libertad para entrar y salir de casa cuando quisiéramos. ¡Fue una experiencia de 10!

distillery-historic-district-toronto

¿Cuál fue mi experiencia?

He de decir que me fui con un miedo que ni os imagináis. Sólo pensaba en que me perdería en el aeropuerto, no encontraría a la persona que me tenía que llevar a casa, y no sabría preguntar cómo llegar a ella.

Cuando llegué al aeropuerto tuve que pasar un control en el que me hicieron miles de preguntas: "¿De dónde vienes? ¿A dónde vas? ¿Qué vienes a hacer? ¿Dónde vas a alojarte?"  Me empecé a agobiar tanto que ya no sabía ni lo que me estaban preguntando ni qué tenía que responder, así que le di todos los papeles que tenía de la matrícula de la escuela, el alojamiento y demás y le dije que no entendía y que ahí tenía todo.

Cuando pasé, encontré al conductor que me iba a llevar a casa, y que casualmente llevaba también a su alojamiento a un grupo de chicos de Barcelona. En ese momento fue cuando me di cuenta que no entendía ni papa de inglés. Todos hablando en el coche y yo en silencio.

Y aunque parezca que la experiencia estaba siendo de lo más traumático, todo se me pasó cuando llegue a la casa y me recibieron con un abrazo y un zumo de naranja. Mi "mami canadiense" y su madre me estuvieron dando consejos, me acompañaron a por la tarjeta de transporte y me enseñaron cómo llegar a la escuela. Así que dormí mucho más tranquila. Eso sí, el primer día de escuela me perdí. La orientación no es lo mío. Sin embargo, una persona muy amable me llevó hasta la escuela.

Recuerdo que las dos primeras personas de la escuela que conocí eran españolas, y aunque tenía claro que quería conocer a personas de otras nacionalidades, tener a alguien de tu país cerca da mucha seguridad. A partir de ahí, empezamos a juntarnos con diferentes personas de Italia, Brasil, Japón, Korea, China,..., lo que fue una experiencia muy enriquecedora. Conocimos muchas culturas y practicamos mucho, mucho el inglés. Organizamos planes todos los días y disfrutamos un montón.

cascada-niagara

Entonces, ¿estudiar inglés en el extranjero, sí o no?

Sí, sí y sí. Puede que os dé miedo, y lo digo porque esto es algo que siempre me dicen, pero ya os digo que es una experiencia estupenda. Mi nivel de inglés mejoró un montón en tan sólo un mes y medio. Así que no me quiero ni imaginar qué hubiera pasado si me hubiera quedado más tiempo.

Además conoceréis un montón de gente y aprenderéis mucho de otras culturas. Y no sólo eso, sino que también os conoceréis a vosotros mismos y veréis que sois capaces de mucho más de lo que pensáis.

En serio, si te lo estás planteando, hazlo. ¡No te vas a arrepentir! Y si tienes cualquier duda, déjala en los comentarios y te ayudaré en todo lo que pueda. ¡Anímate!

CONVERSATION

2 comentarios:

  1. Una entrada muy interesante!!!!!Feliz año nuevo!! !🌲🌲

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! ¡Igualmente! 😊

      Eliminar