Un fin de semana en Toledo

toledo

Mi escapada a Toledo me ha enseñado dos cosas: que cuando subo y bajo muchas cuestas me duelen las espinillas, y que por más vueltas que haya dado a la ciudad no he conseguido orientarme ni una sola vez. ¡Pero que conste que no sólo me ha pasado a mí! Eso sí, me ha encantado la ciudad.

¿Dónde está Toledo?

Como ya sabréis, Toledo es una ciudad que está muy cerca de Madrid (a menos de 80 de kilómetros). Aunque se puede ir en autobús por poco más de 5 euros y en AVE por unos 10 euros, nosotros preferimos ir en coche para no depender de los horarios del transporte y poder movernos a otro pueblo cercano.

Por la cercanía, es un lugar idóneo para hacer una escapada de fin de semana, ya que no se pierde mucho tiempo en el trayecto.


toledo-mirador-valle

¿Dónde dormir en Toledo?

La oferta de alojamientos en Toledo es muy variada. Sin embargo, nosotros sabíamos que no íbamos a pasar mucho tiempo en el hotel, así que buscamos una opción económica que fuera aceptable. Creedme si os digo que en el proceso encontramos lugares dignos de una película de terror. Pero finalmente nos decidimos por el Hostal Sol.

Conseguimos dos noches en una habitación doble por 75 euros. La habitación era muy sencilla, con dos camas juntas, dos mesillas, una mesa y una silla que viene bien si tenéis que trabajar durante el fin de semana, un armario, televisión, Wifi, aire acondicionado y baño privado con ducha.

Lo único que no me convenció es que no hay mando del aire, y nosotros pusimos el calor por la noche porque teníamos frío. Así que para apagarlo había que levantarse de la cama, que es algo que a las 5 de la mañana no apetece nada de nada. Pero por lo demás, salimos bastante contentos.

hostal-sol-toledo

¿Dónde comer en Toledo?

En Toledo se come muy bien. Es de esos sitios que como no te controles, vuelves a Madrid rodando. Para desayunar os recomiendo que vayáis a La Pepa, una cafetería bonita que nos enamoró en cuanto la descubrimos. Ofrece varios tipos de desayunos, desde el más típico con tostadas, hasta el energético con tortilla de patata, sándwich mixto, tostada con tomate y salsa alioli, que nos vino estupendamente el domingo para aguantar sin comer hasta que volvimos a Madrid. Me encantó el detalle de que tuvieran vasos y unas jarras de agua en la barra por si quieres tomarte un vaso con el café.

Si queréis comer bien, una buena opción es La Fábrica de Harinas, un restaurante en el que ofrecen un menú todos los días de la semana por 18 euros. Allí podréis tomar uno de los platos típicos de Toledo, que son las migas, en este caso migas de hogaza con todos sus acompañamientos y huevo frito. También podéis elegir un segundo plato y un postre y vino o agua.

Para tomar algo, hay un montón de bares en los que te ponen un pincho aceptable, nada de platillos tristes de aceitunas. En La Mona nos pusieron migas y carcamusas (otro de los platos típicos) con nuestras cervecitas. En La Malquerida disfrutamos mucho del ambiente y del buen rollo que tienen los camareros entre ellos. Un sitio bonito y modernillo.

cafeteria-la-pepa-toledo

¿Qué comprar en Toledo?

Si sois de los que siempre os lleváis un recuerdo de las ciudades que visitáis, ya os digo que vais a encontrar un montón de tiendas de productos típicos. Lo que seguro que os viene a la cabeza son las típicas espadas que venden allí. Pero yo normalmente prefiero llevarme algún producto típico que pueda probar mi familia.

El producto ideal para llevarse de Toledo son los mazapanes. Los venden muy buenos en la Pastelería Santo Tomé. Nosotros encontramos dos locales, uno en la Calle Santo Tomé y otro en la Plaza del Zocodover. ¡Están muy ricos! Y seguro que os apetece algún otro dulce de los que venden allí.

mazapanes-santo-tome-toledo

¿Qué hacer en Toledo?

Patear, patear y patear. Tened claro que si queréis conocer toda la ciudad vais a andar mucho y vais a bajar y subir un montón de cuestas.

Rutas diferentes

Si queréis hacer una ruta diferente, os recomiendo el Toledo Mágico de Rutas de Toledo. Es una forma de conocer otro Toledo, el de las brujas, las anécdotas, curiosidades y hechos fantásticos. ¡Aviso que no es una ruta histórica! Pero fue muy divertida, y nuestro guía nos hizo reír un montón. El precio es de 12€ con visita a una cueva incluida.

ruta-toledo-magico

Monumentos

Tenéis un montón de monumentos importantes en Toledo, y si queréis entrar en muchos, podéis adquirir una pulsera turística para entrar en 6 monumentos por 8€. Os podéis informar en cualquiera de ellos. Nosotros sólo queríamos entrar en la Mezquita del Cristo de la Luz y en el Museo Sefardi, pero este último estaba cerrado cuando fuimos y no conseguimos saber por qué.

Entrar en la Mezquita del Cristo de la Luz cuesta 2,50€. Es un edificio pequeño del año 999 que nos acerca al arte de Al-Ándalus, y en el que ademas podemos hacer fotos de las vistas de la ciudad desde el jardín.

mezquita-cristo-luz-toledo

Y mucho más

Pasear por la Judería, sentarse en la Plaza del Ayuntamiento para admirar la Catedral de noche y acercarse al Mirador del Valle a hacer una de las fotos más típicas de la ciudad (la primera de este post), son algunos de los planes que hicimos. Pero sin duda, merece la pena pasear, perderse por las calles e ir descubriendo edificios y rincones especiales por toda la ciudad.

toledo-noche

Sin duda alguna, ir a Toledo merece mucho la pena. Eso sí, llevaos calzado cómodo para patear bien toda la ciudad.

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario